Necesita ayuda?

Contáctese con nosotros para que su proyecto se haga realidad.

Contáctenos

La Balsa

Los Bosques Ecuatorianos constituyen ecosistemas muy diversificados que sustentan millones de especies y proporcionan una amplia gama de productos y servicios, cumpliendo de esta manera con importantes funciones sociales, económicas y ambientales, sobre todo los tropicales constituyen importantes reservas de carbono, las cuales desempeñan un rol crucial en la mitigación de los cambios climáticos globales.

Si todos manejamos los recursos de manera sustentable, habrá bosques para siempre. Este es el objetivo del manejo forestal sustentable: la perpetuidad de los bosques, para beneficio de todas las generaciones.

Se Desarrollan proyectos forestales privado y gubernamentales anuales de Madera de Balsa (Ochroma Pyramidale), combinándola con otras especies nativas en una zona del Bosque Tropical  para recuperar este suelo de vocación forestal y fomentar la siembra de esta especie entre los colonos de la zona.

Madera de Balsa

Madera de Balsa (Ochroma Pyrmidale).-   Es una especie Nativa de Ecuador en la América Tropical. Se la encuentra en bosques húmedos con buena exposición a la  luz solar, con temperaturas de 22 a 27 grados y en terrenos explotados forestalmente.  Con una altura promedio de  20 a 30 metros de  alto con un diámetro de 30 a 90cm, de fuste recto, cilíndrico, corteza lisa color grisáceo, copa amplia  ramas dispersas, sus semillas oscuras, aceitosa y de apariencia lanosa, apreciada por su rápido crecimiento y fácil regeneración  por lo que está lista para su corte alrededor de 4 a 5 años que la distingue de otras maderas,  y por sus cualidades ecológicas al favorecer la conservación del medio ambiente, así como por su resistencia, ligereza y excelentes propiedades acústicas y térmicas.

Tiene una capacidad de regenerar terrenos degradados por acciones de roza-tumba-quema y conservación de afluentes de agua y en sistemas agroforestales.

Muestra su estructura tipo nido de abeja lo que le permite soportar enormes cargas. Se caracteriza por su flotabilidad, suavidad y porosidad, su fina textura de seda tiene un único distintivo «aterciopelado».

Con excelente fortaleza y estabilidad respecto de su peso. Es fácil de trabajar y lijar. Puede resistir un químico corrosivo mejor que el acero limpio. Sus innumerables características y sus propiedades  dan a la balsa una extensa y variada infinidad de aplicaciones.